PROCESO DE CERTIFICACIÓN DE  HUECOS DE TENSIÓN

El proceso de certificación de parques fotovoltaicos consta fundamentalmente de tres fases:

  • Revisión documental

  • Inspección de la instalación

  • Expedición del certificado

Este proceso de certificación está basado en el Anexo III del procedimiento de verificación, validación y certificación de los requisitos del PO 12.3 sobre la respuesta de las instalaciones eólicas ante huecos de tensión.

  1. Revisión documental

Para proceder a la certificación del parque, es necesario que un laboratorio acreditado por ENAC haya realizado ensayos de los modelos de inversores instalados, y de los FACTS en caso de que existan. Estos ensayos deben solicitárselos al fabricante de los inversores y FACTS.

Si el relé de protección de mínima tensión del parque no es accesible para verificar su tarado, se deberá disponer de documentación que permita demostrar su tarado.

Igualmente se deberá proporcionar a la entidad inspectora el proyecto de la instalación.

 

  1. Inspección de la instalación.

Se realizará una inspección del parque fotovoltaico, verificando las características de los inversores y FACTS efectivamente instalados. Se verificará que dichos elementos están amparados por los informes de ensayo indicados en el párrafo anterior.

Algunos de los aspectos que se verificarán durante la inspección de los inversores son, por ejemplo, el algoritmo de control y versión del firmware y el certificado de acogimiento a “modelo tipo” de los números de serie de inversores y FACTS instalados.

En esta inspección se verificará también el relé de protección de mínima tensión, verificando si su tarado en tensión y tiempo se adecúa a las distintas posibilidades que plantea la normativa de aplicación.

  1. Expedición del certificado.

Una vez verificado que se cumplen todos los requisitos aplicables, se procederá a la expedición del certificado. La validez del certificado es de cinco años.

Según la normativa vigente, únicamente podrán expedir este certificado Entidades de Inspección o Entidades de Certificación acreditadas por ENAC. SIMECAL cuenta con la acreditación nº 56/EI090 para la certificación sobre la respuesta de las instalaciones fotovoltaicas ante huecos de tensión. 

OTRAS INSPECCIONES OBLIGATORIAS EN INSTALACIONES FOTOVOLTAICAS 

  1. INSTALACIONES ELÉCTRICAS DE ALTA TENSIÓN

Las instalaciones de alta tensión están sometidas a un régimen de inspecciones por parte de Organismo de Control Acreditados en los siguientes eventos: 

  1. SUBESTACIONES Y CENTROS DE TRANSFORMACIÓN.

Según el Real Decreto 337/2014, sobre las subestaciones y centros de transformación se debe realizar por organismo de control las siguientes inspecciones:

  • Inspección inicial: instalaciones con una tensión superior a 30 kV.
  • Inspección periódica: cada 3 años, para todos los centros y subestaciones.

 

  1. LÍNEAS DE MEDIA Y ALTA TENSIÓN.

Según el Reglamento de líneas de alta tensión, aprobado mediante el Real Decreto 223/2008, cualquier línea de más de 1000 V, tanto aéreas como subterránea,  está sometida al siguiente régimen de inspecciones por Organismo de Control:

  • Inspección inicial: líneas con una tensión superior a 30 kV.

  • Inspección periódica: cada 3 años, para todas las líneas.

  1. INSTALACIONES ELÉCTRICAS DE BAJA TENSIÓN.

En el caso de que para la puesta en marcha el órgano territorial competente así lo exija, según el Reglamento Electrotécnico para Baja tensión, aprobado mediante el Real Decreto 842/2002, en las instalaciones a la intemperie, como es el caso de la instalación eléctrica de un parque fotovoltaico, debe realizarse las siguientes inspecciones

  • Inspección inicial

  • Inspección periódica: cada 5 años.

huecos de tensión