Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE)

Instalaciones Térmicas de Edificios (RITE)

 

[button link=”http://simecal.es/index.php/solicitud-de-presupuesto/” size=”big” target=”_blank” color=”green” lightbox=”false”]Solicite presupuesto[/button][responsive]

[responsive]

REGLAMENTO DE INSTALACIONES TÉRMICAS EN LOS EDIFICIOS

                                                                                                                                                                                                 [responsive/]

INSTALACIONES TÉRMICAS EN LOS EDIFICIOS (RITE)

[hr style=”3″ margin=”5px 0px 20px 0px”]

[accordion open=”0″]

[accordion-item title=”ÁMBITO DE APLICACIÓN“]

El Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE)  considerará como instalaciones térmicas:

  1. Las instalaciones fijas de climatización:

*Calefacción

*Refrigeración

*Ventilación

  1. Producción de agua caliente sanitaria, destinadas a atender la demanda de bienestar térmico e higiene de las personas.

[/accordion-item]

[accordion open=”0″]
[accordion-item title=”INSPECCIÓN INICIAL“]

El órgano competente de la Comunidad Autónoma podrá disponer una inspección inicial de las instalaciones térmicas, con el fin de comprobar el cumplimiento de este RITE, una vez ejecutadas las instalaciones térmicas y le haya sido presentada la documentación necesaria para su puesta en servicio. Es decir, las inspecciones iniciales solo se realizarán en caso de solicitud por parte de la Administración.

Como resultado de la inspección, se emitirá un certificado de inspección, en que se indicará si el proyecto o memoria técnica y la instalación ejecutada cumple con el RITE, junto a la posible relación de defectos, con su clasificación, y la calificación de la instalación.

La inspección inicial de las instalaciones térmicas se realizará en base a:

  • las exigencias de bienestar e higiene
  • eficiencia energética y seguridad
  • por la reglamentación general de seguridad

[/accordion-item]

[accordion-item title=”INSPECCIONES PERIÓDICAS“]

Las instalaciones térmicas se inspeccionarán periódicamente a lo largo de su vida útil, con el fin de verificar el cumplimiento de la exigencia de eficiencia energética exigida en el RITE.

Inspecciones de los sistemas de calefacción y agua caliente sanitaria.

Se deben inspeccionar periódicamente los sistemas de calefacción y agua caliente sanitaria que cuenten con calderas de potencia útil nominal igual o mayor que 20 kW. Si la caldera produce únicamente agua caliente sanitaria, el límite de potencia es de 70 kW.

La periodicidad es la siguiente, en función de la suma de las potencias de las calderas instaladas:

  • Si la potencia es igual o mayor de 20 kW y menor o igual a 70 kW, la inspección se realizará cada 5 años.
  • Si la potencia es mayor de 70 kW y el combustible utilizado en las calderas es gas natural, propano, biomasa o cualquier otra fuente de energía que se considere renovable (aerotermia, geotermia), la inspección se realizará cada 4 años.
  • Si la potencia es mayor de 70 kW y el combustible utilizado es gasóleo, la inspección se realizará cada 2 años.

 

 Inspección de los sistemas de las instalaciones de aire acondicionado.

Serán inspeccionados cada cinco años los sistemas de aire acondicionado que cuenten con generadores de frío de potencia útil nominal instalada igual o mayor que 12 kW.

 Inspección de la instalación térmica completa

Cuando la instalación térmica de calor o frío tenga más de quince años de antigüedad, contados a partir de la fecha de emisión del primer certificado de la instalación, y la potencia térmica nominal instalada sea mayor que 20 kW en calor o 12 kW en frío, se realizará una inspección de toda la instalación térmica, que comprenderá, como mínimo, las siguientes actuaciones:

  1. a) inspección de todo el sistema relacionado con la exigencia de eficiencia energética
  2. b) inspección del registro oficial de las operaciones de mantenimiento, que se establecen en la IT.3 del RITE, para la instalación térmica completa y comprobación del cumplimiento y la adecuación del «Manual de Uso y Mantenimiento» a la instalación existente;
  3. c) elaboración de un dictamen con el fin de asesorar al titular de la instalación, proponiéndole mejoras o modificaciones de su instalación, para mejorar su eficiencia energética y contemplar la incorporación de energía solar. Las medidas técnicas estarán justificadas en base a su rentabilidad energética, medioambiental y económica.

[/accordion-item]
[/accordion]